DIBUJOS IV




Llegado un punto ya no me bastaba con el espacio de las grandes cartulinas ni la textura que estas ofrecian.Busqué planchas de madera y en ellas comence a trabajar con los grafitos. Estos los adquiría casi por toneladas.De esta manera el concepto tradicional de dibujo cambió por completo, no solo por la sobredimensión espacial si no por el modo de ejecutarlo. Las planchas de madera, cuando su tamaño lo permitía, las ponía sobre un caballete y cuando su tamaño era superior las apoyaba contra la pared sobre una plataforma para elevarlas del suelo. Dibujaba a mano alzada sobre un soporte vertical. El dibujo pasó a tener tratamiento pictórico. Y para proteger el grafito utilicé litros de fijador.Algunos de aquellos trabajos llegaron a medir casi los dos metros de largo.Estos dos paneles que expongo miden 1´40 x 100 cm